jueves, 20 de agosto de 2009






Y ya ocurrió.
Esto ha sido toda una experiencia... un buen aprendizaje.

La gente en la calle mirando y comentando tu trabajo, sorprendida, disfrutando. Los niños sentados en el suelo para verte con tranquilidad, percibiendo que ellos no se sorprenden por nada y se sorprenden por todo; su mayor preocupación: "¿la espada es de verdad?", "¡waaaaa, qué bonito!". La gente árabe... impresionante, agradecida de poder escuchar su música y ver su danza en una ciudad que no está acostumbrada a estos aires.
El cuerpo se acostumbra a bailar tantas horas al día, es tan importante el entrenamiento...
Y las personas que me han ayudado... ¡Muchas gracias! Sois increíbles: Grazi, Zuhaitz, Sarah, Mila,... Sin vosotrxs no hubiera sido posible.

Después de esto, a descansar un par de días, que ha sido bastante agotador, y a dar clases de danza con los intensivos de AGOSTO ORIENTAL.


Por cierto... ¡TODAVÍA ESTÁIS A TIEMPO!

Sabéis que para más información de lo que sea:

No hay comentarios:

Publicar un comentario