jueves, 3 de noviembre de 2011



Cosas mías.

El bailarín Illan Rivière me resulta el David Bowie de la danza tribal.

Tienen Ziggy Stardust y él una creatividad desbordante y una pose de elegancia innata, además de lucir sin tapujos su pasión por la purpurina.

¡Fantástico!


No hay comentarios:

Publicar un comentario